11 noviembre 2010

Ser pyme tiene sus ventajas

Pregunte a la mayoría de personas que les gusta de trabajar con pequeñas empresas, dice Steve Adams en un artículo de MarketingProfs, y usted escuchará respuestas como "atención  personalizada" ó "no soy sólo uno más para ellos".

Sin embargo, estos sentimientos positivos pueden volverse negativos, si usted no cumple con las expectativas básicas de sus clientes. 

De pronto, su pequeña empresa empieza a parecer demasiado pequeña; y los clientes empiezan a preguntarse si no debieron haberse ido con una empresa más grande.

Para evitar ese fatal destino, considere estos dos pequeños consejos:

Evite problemas tecnológicos. Fallar de vez en cuando es inevitable. Pero si usted está todo el tiempo pidiendo disculpas por el mal funcionamiento de su PC (las facturas fueron mal emitidas, nos equivocamos con la dirección y entregamos en otro sitio, etc.) harán que su cliente busque a su competencia más cercana (a la cual probablemente si le funcione las maquinas)

Una sola línea de teléfono no es suficiente. Nada dice "demasiado pequeño" como tener un sólo número de teléfono que suena ocupado todo el tiempo o que suena y suena hasta que, la persona que llama, finalmente se da por vencido. 

Si contar con una central telefónica es demasiado costoso, utilice un teléfono adicional.

El Punto: Deje que sus clientes perciban los beneficios de trabajar con un pequeño negocio y no los aspectos irritantes y fácilmente evitables.

Fuente: MarketingProfs.