17 febrero 2016

Está preparado para oír la verdad de su empresa (ó deje su ego en la puerta)

Gervasio es un emprendedor como muchos, inicio su empresa desde un pequeño cuarto, luchó, se sacrificó y logro de a poquitos ir siendo conocido. Lo conozco porque le daba asesoría algunos años atrás, tanto para que él mejorará sus habilidades y capacidades, como para mejorar su empresa.

Durante buen tiempo, las cosas iban bien, porque ponía en práctica algunos de los consejos que se le daba y  porque también (como buen entusiasta que era yo “el asesor” me involucraba y excedía las expectativas, daba más de por lo que había sido contratado.

Pero había un problema, que es el mismo que muchos emprendedores tiene, Gervasio era una persona de acción y quería estar haciendo siempre cosas, pero no tenía orden, ni previsión (no planificaba), ni tampoco sabía medir…eso le costaba (y según creo, le sigue costando) muchísimo.

Cada vez que se tenía que realizar algo planificado y con cierto orden, como por ejemplo en algunos casos, apuntando a objetivos precisos, otros estableciendo mediciones para monitorear, o finalmente sentarse para obtener lecciones aprendidas sobre lo hecho (bueno o malo)…bueno, no lo hacía. 

Finalmente lo reconocía, sabía que era una de sus grandes debilidades, pero no hacía nada para corregirlo.

Ah, y no tome como excusa aquello de “…pero mira a pepito, como le ha ido bien y él nunca planifico, ni estableció objetivos…”

Mi respuesta siempre ha sido la misma:

  1. Cada empresa es distinta una de otra, eso en principio. Y es importante porque siempre las circunstancias y contextos son diferentes.
  2. Al famoso pepito, de haber hecho las cosas desde el principio de manera más profesional, le hubiese ido mucho mejor, hubiese crecido más rápido y no estaría tan estresado como está ahora y tan importante como lo anterior, su gente no estaría desalentada como lo está ahora.

No se deje guiar por espejismo que lo único que logrará es enceguecerse y ponerse trabas usted mismo.

Para volver a nuestro ejemplo, Gervasio y su empresa, lograba crecer, pero luego perdía clientes importantes, lo cual era un indicador de pobre servicio, de no poder sostener su oferta en el tiempo. ¿Qué hacían? Gritar a los empleados, pero seguían en el desorden. Es más, los propios directivos eran los que generaban el desorden.

Hubo momentos que les tocaba buenos empleados, pero tampoco se sostenían en el tiempo. Mucho mal trato y poco apoyo a sus empleados, en resumen, poco o nada hacían para construir una buena cultura organizacional.

Y ojo, usted señor emprendedor no se equivoque. Construir una buena cultura organizacional, (es decir, un lugar donde la forma de ser tratados, la forma de empoderar, el orden en las funciones y responsabilidades, el propio buen clima laboral, fomenten el que todos trabajen a gusto); no significa que por ejemplo: hoy doy una fiesta y mañana te grito, o tal vez hoy doy un paseo a todos, o nos reímos tomando gaseosas todos y luego al día siguiente, sigo desordenado y a ti empleado te echo la culpa de todo.

Óigalo de una vez por todas: Eso es tontería..!! Por no usar una palabra más fuerte. 

Sé que para muchos emprendedores escuchar las palabras: Planificar, Objetivos, Estrategias, Monitorear, Evaluar, Medir, Planes de Acción, les sabe a “chicharrón de sebo” es decir, horrible. Pero es la única de manera de poder gestionar una empresa de manera eficiente y eficaz. 

Ahora hay formas y formas de establecerlo. Algunas veces de manera sencilla y otras –en función al tamaño de la empresa- un poco más elaboradas y al detalle.

Repito, muchos emprendedores se hacen a sí mismos y algunos logran crecer. El problema es que si no estás preparado para seguir creciendo, el resultado final es aplastante y peor, pues sufre tu marca.

Y es que manejar una empresa, es una de las tareas más dinámicas que he conocido. Nada esta nunca estático, siempre todo está en constante movimiento y evolución. Lo que hiciste ayer no te asegura el éxito mañana. Lo que no mides, no puedes mejorar. Sino construyes una organización fuerte, esta no perdura en el tiempo.

Puedes llegar a vender y crecer…algo, pero la organización de tu empresa –lo interno- estará muy débil, con gente que no confía el uno del otro, con favoritismos, conflictos, desazón. Créanme, lo he visto muchas veces, en cientos de empresas.

Es lamentable, pero hay algunos emprendedores / empresarios, que todavía no les interesa lograr un buen equilibrio al interior de sus empresas, no quieren aceptar que mejorar la calidad de vida de todos, es lo mejor para su organización.

Si a estas alturas se está preguntado ¿Qué hacer? Es muy sencillo, si no sabe aprenda, si contrata a alguien, que sea con mucha experiencia y que sepa guiarlo…pero sobre todo que diga la verdad y no solo lo que usted quiere escuchar. Lo cual me lleva a otro punto importante: Aprenda a escuchar…pero la verdad. Mantenga a raya su ego y déjese guiar por los que saben.

Para finalizar, esta es una historia verdadera (pero con nombres cambiados) que comparto con ustedes para que tomen en cuenta los errores de esta empresa y no lo repitan. La última vez que vi y hable con Gervasio y sus hermanos (socios de la empresa) les dije a todos, que ellos eran el principal escollo, que seguían con viejos vicios sin querer cambiarlos y que se estaban ahogando en el pantano de la mediocridad (evidentemente se los dije, luego de insistentes consejos de qué hacer para mejorar).

Bueno, ya se puede imaginar…fue algo fuerte, pero real; no los volví a ver después de eso. No me volvieron a llamar…y es que las verdades son muy crudas (je, je). De esto ya hace cuatro años más o menos.

Mi recomendación final es: No sea como Gervasio. Aprenda a escuchar y lo más importante de todo, ponga en acción aquello que lo llevará al éxito. Mantenga su ego a raya y no se ensombrezca por el poder, manejar una empresa es algo serio, hay mucha responsabilidad, tiene vidas en sus manos. No se deje seducir por las adulaciones, ni el éxito prematuro. Tenga en cuenta su visión.

Pero más importante, tenga el coraje de  perseguir sus sueños a pesar de los obstáculos que se le presentarán, los cuales pueden ser ustedes mismos o su familia.

Si le gusto el artículo, haga dos cosas: De clic en me gusta (líneas abajo) y luego compártelo, estoy seguro que a muchos de sus amigos o colegas les va a ser de utilidad.

Si quiere conocer más cómo manejar de manera profesional tu empresa…tan solo contácteme: http://bit.ly/contáctame 

Nos vemos en facebook: 
http://www.facebook.com/secretospyme

Nos vemos en Google Plus:
https://plus.google.com/+LuisVallejos