10 febrero 2016

¿Se siente que está estancado como empresario y no crece? (consíga un tiburón)

¿Cuántos pequeño empresarios se han enfrentado con un ligero o gran estancamiento en los negocios que administran? ¿Cuántos se dejan llevan por la rutina y no hacen nada para salir de donde se encuentran?

La siguiente anécdota que me hicieran llegar años atrás por email, refleja bien lo que pasa en muchas empresas y es un ejemplo de lo que deberíamos hacer para gestionar mejor un negocio:

Los japoneses siempre han gustado del pescado fresco. Pero las aguas cercanas a Japón no han tenido muchos peces por décadas.

Así que para alimentar a la población japonesa los barcos pesqueros fueron fabricados más grandes para ir mar adentro. Mientras más lejos iban los pescadores más era el tiempo que les  tomaba regresar a entregar el pescado.

Si el viaje tomaba varios días, el pescado ya no estaba fresco. 

Para resolver el problema, las compañías instalaron congeladores en los barcos pesqueros.

Así podían pescar y poner los pescados en los congeladores. Sin embargo, los japoneses pudieron percibir la diferencia entre el pescado congelado y el fresco, y no les gustó el congelado, que, por lo tanto, se tenía que vender más barato.

Las compañías instalaron entonces en los barcos tanques para los peces. Podían así pescar los peces, meterlos en los tanques y mantenerlos vivos hasta llegar a la costa. 

Pero después de un tiempo los peces dejaban de moverse en el tanque. Estaban aburridos y cansados, aunque vivos. Los consumidores japoneses también notaron la diferencia del sabor porque cuando los peces dejan de moverse por días, pierden el sabor ‘fresco-fresco’. 

¿Cómo resolvieron el problema las compañías japonesas?  ¿Cómo consiguieron traer pescado con sabor de pescado fresco?

Si las compañías japonesas te pidieran asesoría, ¿qué les recomendarías? 

(Mientras piensas en la solución.... Lee lo que sigue):

Tan pronto una persona alcanza sus metas, tales como empezar una nueva empresa, pagar sus deudas, encontrar una pareja maravillosa, o lo que sea, empieza a perder la pasión. Ya no necesitará esforzarse tanto. Así que sólo se relaja. 

Experimentan el mismo problema que las personas que ganan la lotería, o el de  quienes heredan mucho dinero y nunca maduran, o de quienes se quedan en casa y se hacen adictos a los medicamentos para la depresión o la ansiedad.

Como el problema de los pescadores japoneses, la solución es sencilla. Lo dijo L. Ron Hubbard a principios de los años 50: “Las personas prosperan más cuando hay desafíos en su medio ambiente”.

Para mantener el sabor fresco de los peces, las compañías pesqueras ponen a los peces dentro de los tanques en los botes, pero ahora ponen también ¡un TIBURÓN pequeño! Claro que el tiburón se come algunos peces, pero los demás llegan muy, pero muy vivos. ¡Los peces son desafiados! 

Tienen que nadar durante todo el trayecto dentro del tanque, ¡para mantenerse vivos!

Cuando alcances tus metas proponte otras mayores. Nunca debes crear el éxito para luego acostarte sobre él. Así que, invita un tiburón a tu tanque, y descubre qué tan lejos realmente puedes llegar.

La moraleja de este cuento es muy sencilla: Cambia la rutina de tu trabajo. 
Desafía te a realizar cambios en tu empresa, no te estanques.

Hay algunos que han alcanzado pequeñas metas  y se sienten cómodos con ello, no hacen más al respecto; el tiempo pasa y se sienten que ya no quieren crecer más. Lamentablemente el mercado es muy despiadado, para cuando se dan cuenta, la competencia lo hizo añicos.

Hay otros, que siguen luchando y luchando, alcanzaron algo de su meta, pero les cuesta mucho sostenerse, luego pierden clientes importantes, pero siguen luchando por seguir adelante. En resumen se han estancado también, pero no lo quieren ver así. Conozco varias de estas pequeñas empresas, que por más que saben lo que tienen que hacer…no lo hacen..!!

Se da también marcadamente en las empresas familiares, en donde los miembros de la familia (padres y hermanos) no se ponen de acuerdo, pero por no querer salir de su zona de confort uno de los socios que es el más consciente de lo que tiene que hacer, no lo hace, por temor, por no desarmar la familia…a pesar que “la familia” está llevando la empresa al abismo.

El tiburón es el cambio, y los peces devorados, son muchas veces las acciones a llevar que puede involucrar incluso (como en el caso del ejemplo de las empresas familiares) mandar a casa a “la familia” que no es productiva.

Pero eso requiere de valentía y coraje. Se puede tener la visión, como en el ejemplo de nuestra edición anterior de cómo lo directivos de Sony tuvieron la Visión (si no lo leyó puede dar clic aquí: http://bit.ly/20F3R3T), pero también tuvieron la Valentía de llevar acciones que los guiaron al éxito, muchas de ellas arriesgadas y  llevadas a cabo de puro Coraje y que no estuvieron exentos de problemas, ni fracasos.

He experimentado este problema de la intervención de las familias para entorpecer la gestión una empresa, tanto en corporaciones con ventas de más de 30 millones de dólares al año; como en pymes que empezaron de muy pequeño, que crecieron algo, pero ante la llegada de nueva familia entorpecieron su crecimiento y se encontraron (se encuentran) dando tumbos.

Y eso en el mundo de las empresas, no es crecer…es retroceder (lo cual es perjudicial).

Mi recomendación final es: A todo emprendedor, empresario; sea grande o pequeño. Recuerde su Visión y ármese de Valentía para retomar el rumbo de su empresa, lleve a cabo decisiones inteligentes que lo lleven nuevamente al camino del éxito…de lo contrario, tarde o temprano su empresa estará siendo devorada por el desorden, caos y mediocridad; para finalmente formar parte de las estadísticas, de todas las empresas que cerraron.

Si le gusto el artículo, haga dos cosas: De clic en me gusta (líneas abajo) y luego compártelo, estoy seguro que a muchos de sus amigos o colegas les va a ser de utilidad.

Si quiere conocer más como manejar de manera profesional tu empresa…tan solo contácteme: http://bit.ly/contáctame 

Nos vemos en facebook: 
http://www.facebook.com/secretospyme

Nos vemos en Google Plus:
https://plus.google.com/+LuisVallejos